Toulouse, 17 octubre 2017

ZEN- Christy Turlington

TEXT ADDICT!

noviembre 17, 2014 | 15h19 |

Les cuento me esta pasando algo a-lu-ci-nan-te! Tengo como el pánico recurrente de perder mi teléfono ! De vez en cuando, con frecuencia me pasa que meto la mano en la cartera, en el bolsillito interno y nada ! No lo encuentro. Reviso. Nada. Re-reviso. Nada. Entro en pánico! Vacío mi cartera, en plena acera (bajo la mirada curiosa de los pasantes). Nada. Empiezo a pensar en toda la información que perdí. Palidezco. En ese instante algo vibra en el bolsillo de mi abrigo… Toco y allí esta! Uff, me salve de nuevo! Recupero el precioso objeto, lo pongo en su santo lugar y reparto aun intranquila hasta mi cita, con casi 15 min de retraso!

Que porque tanto pánico? Pues mi teléfono a parte de ser costoso, es mi agenda. Mi block de notas. Mi diario privado. Mi aparato fotográfico. Allí esta mi colección súper organizada de aplicaciones preferidas. Una buena parte de mi mundo virtual y ni tan virtual esta almacenado allí !

Pero no es solo eso. Es que algo a cambiado en mi… Quizás mi manera de comunicar? Mi lenguaje a evolucionado ! Ahora la comunicación es directa y en vivo. Hay gente con la que estoy tan en contacto que muchas veces hasta nos saltamos el hola y vamos al grano! : (

Además yo respondo los textos inmediatamente porque sino luego olvido para siempre! Tengo la sensación de que dejar a alguien esperando mientras termino lo que estoy haciendo es como « mala nota ». Así que vivo respondiendo aunque literalmente no pueda o no deba hacerlo en ese momento… Lo cual, si analizamos me hace más educada virtualmente que en persona! (roja de vergüenza!).

Además como funciono con dos horarios distintos : Francia y Venezuela, recibo mensajes a toda hora ! Lo cual me hace muy feliz pero enloquece a mi esposo. Quien sin embargo esta frecuentemente respondiendo e-mails desde su teléfono también a toda hora. Tremenda invasión a nuestras vidas privadas!

Con la rapidez que este tipo de comunicación exige me permito escribir menos bien. Pues a veces no hay tiempo ni de relectura! Ya de por si yo mezclo idiomas sin mucho remordimiento. Pero ahora con lo del teclado en multi-idiomas, la cosa es exagerada. Además como me acostumbre a escribir con el corrector automático, ahora sin él me siento un poco perdida! Y escribir algo sin emoticones ? Uff, una tortura! Definitivamente sin las caritas, no es igual. En fin, algo bien complejo esta pasando… Imagino que para ustedes es igual!?

Si analizo mis rituales de despertarme y acostarme ahora están ligados al teléfono. E incluso en ciertas ocasiones el telefono ha invadido mis horas de sueño. Como cuando acababa de tener a mi bebe y texteaba a mis amigas a 3h de la mañana y alguna siempre respondía! Una porque también tenia trasnocho con su bebe. Otra porque estaba enferma. Otra porque hacia un master y estudiaba… Adiós a la soledad ! Bueno, quizá habría que preguntarle eso a mi esposo ? O a mis hijitas ?

Lamentablemente hay mucha distancia entre mis amigas más cercanas y yo. Pero ahora con whatsapp hasta nos vamos de shopping juntas! A veces nos texteamos así: …Y que te parece este? …Y este? (escogiendo un look fatal, grrr! ; ). Al final termino con 16 fotos de mi amiga en los vestidos más absurdos que se puedan imaginar… Y así podemos continuar con anécdotas infinitos!
Pero cuando se trata de temas mucho más profundos de la vida, es obvio que no hay horario y la amistad se fortalece… No todo es malo por aqui!

Grupos de Whastapp? Tengo al menos 6 ! Algunos grupos son hiperactivos! Todos los grupos son de seres queridos! De muchos me quiero salir! Pero bue… Es delicado! Ven? Porque hay una especie de “body language” o de cosas “no dichas” pero que se sienten en este tipo de comunicación… Así que hay que actuar con cuidado!

Y todo esto sin hablar del teléfono en si: 15 voice messages sin escuchar! Textos: 11 mensajes sin leer. 68 (!) los e-mails sin leer. Y eso que el teléfono me acompaña hasta al baño! Pero es que hay mucha distracción allí adentro. Dificil de manejar correctamente el tiempo si uno se engancha con varias aplicaciones!

Creo que he dado con la palabra clave : DISTRACCION !

Y quien dice distracción dice falta de concentración y de atención.

Yo me repito sin cese que hay gente más grave que yo! Y que yo no estoy tan mal… Sin embargo, uhmm! Seamos honestos, hoy en día todos somos un poco adictos al teléfono. Y estamos contantemente chequeando algo en él. Recibir un mensaje, un like o un comentario en Instagram es en el fondo algo muy tranquilizador. Alguien esta pensando en nosotros, así sea nuestra tienda preferida para recordarnos que debemos ir a comprar ! Ô mundo cruel ; )

También reconozco que me encanta tener a mis amigos así: tan fácil, tan cerquita, en mi bolsillo pues ! Ver a sus hijos crecer cada día! Verlos contentos de viaje o ante un lindo atardecer me hace muy feliz. Y con los más íntimos comunicar más que cuando éramos niños en el colegio. Esa parte es buena! Quizás lo que habría que hacer es aprender a controlar un poco todo esto… 1. Controlar las interrupciones. 2. Reganar el territorio perdido a nivel de concentración e incluso en tiempo de sueño.

Desde hace tiempo una idea me cruza la cabeza, pero no he tenido el coraje de ejecutarla: Sacar el teléfono de mi mesa de noche y leer la montaña de libros que tengo allí esperándome! Y por supuesto poner un despertador “vintage” con radio y todo! Jeje! …Back to the 80’s!

Pero yendo aun más lejos (y sin bromas), algo me dice que estos tiempos “modernos” no van retroceder y que esto va a ir cada vez ir más lejos. Cada vez será mejor: más intuitivo pero también más invasivo. Con un limite cada vez más permeable entre lo publico y lo privado. Y sobretodo con un flujo de información exorbitante. Lo cual para mi, de naturaleza curiosa y con múltiples centros de interés, puede llegar a ser desbordante!

Una señal de alerta se encendió en mi, ya hace algún tiempo. No he querido escucharla (flojera/bloqueo/no sé…), aunque tengo la certeza de que me indica una buena “pista” a seguir. Pero creo que llego la hora de cumplir con una tarea pendiente de mi « To Do list » : Aprender a meditar! Aprender a crear capsulas de decompresion en un mundo que va a 5 000 km/h suena tentador! Apoderarse del instante presente, etc, etc, etc… Ademas esta de moda. Y así seria como todo el mundo! Como Christy Turlington, pues! Mi ídolo absoluta y maestra de la “zentitud”!
Entonces: Ohmm! O Bip bip bip? ; )



Categorised in: | Tags: , , , , , , | 0
This post was written by Rita.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *